Saltar al contenido

“El Monte de las Ánimas” de Saurom

    Tema del álbum «Once romances desde al-Ándalus » de la banda de Folk Metal Saurom publicado en 2008.

    Gritaba la gente
    En aquel tenebroso lugar

    Es día de todos los santos
    Y la noche ya está al llegar

    Dentro de poco en la torre
    Las campanas comenzarán a doblar
    Corred, vamos pronto no perdáis más tiempo
    Mañana otra vez será todo igual

    Ooooh! Ooooh!

    Todos comienzan deprisa y con miedo
    La vuelta atrás no deben tentar
    Pero Beatriz ignoraba la historia
    Pregunta Alonso que qué va a pasar

    Alonso extrañado, responde nervioso
    Tú que sabrás debemos bajar
    Eres de muy lejos no comprendes nada
    Mientras marchamos te voy a contar

    !En el monte de las ánimas!
    !Los espíritus ya se levantan!
    !En el monte de las ánimas!
    !Esta noche la sangre sera derramada!

    !En el monte de las ánimas!
    !Los espiritus ya se levantan!
    !En el monte de las ánimas!
    !Esta noche la sangre sera derramada!

    En el monte de las ánimas
    Hubo una guerra lejana
    Gritos, llantos y matanzas
    Se ahogaron en sus tierras
    Desde entonces ese día
    Cada año se repite
    Y las almas fallecidas
    Cobran vida…
    Cobran vida
    ¡De venganza!

    Al llegar a casa y discutir
    Beatriz no para de reír
    Pero mi banda ¿Dónde esta?
    ¡Oh, no! La he perdido allí
    Alonso debes de marchar al Monte
    De las Ánimas por favor
    Tienes que encontrar
    La banda de color azul…

    Hombre fiel
    Se siente humillado
    Tentación, su cuerpo esta helado
    Por un momento dejó de vivir
    Pero valiente se dispone a partir

    Después de diez horas
    Alonso no vuelve
    Beatriz dislocada
    Ya llega la aurora
    Abrió la ventana
    Y cual fue su suerte
    Su banda sangrienta
    Estaba yacente

    Un día contó un hombre
    Poco antes de morir
    Que del monte maldito
    Él no pudo salir
    Y que en la media noche
    Se podían oir
    Los gemidos profundos
    Del alma de Beatriz
    Que lloraba dislocada de dolor
    En la tumba de Alonso
    Esperando su perdón